#Desmitificando: los 10 peores errores nutricionales (Parte 1)

Hace poco leí este súper artículo en el que se postulan ideas acerca de los peores errores nutricionales y dietarios que una persona puede cometer. La autora es una gran estudiosa de la nutrición, salud y del bienestar, los cuales aborda de manera holística. A pesar de que enmarca sus opiniones en la realidad norteamericana, creo que sus enunciados pondrán sus mentes a trabajar...! Les presento una versión resumida que, para que no quede muy largo, expondré en dos partes.

Ilustración de Paul Rogers para The New York Times

Aquí les dejo primeros cinco errores y consejos de cómo evitarlos:

-

1) Dejarse llevar por descripciones superficiales - como "natural" u "orgánico" - en los etiquetados para determinar si un alimento es verdaderamente saludable.

Muchas veces estas son técnicas de marketing que usan las compañías de alimentos para "empujar" sus productos, usando expresiones de moda que dan la sensación de salud. Con frecuencia, los productos en cuestión están llenos de azúcar (¡sea orgánica o no!), o de ingredientes altamente procesados.... basta con tener un gramo de algo natural para poder utilizar el rótulo en sus etiquetas. Acostúmbrense a leer BIEN las etiquetas... y no me refiero solo a las etiquetas delanteras.

// CONSEJO: Intenta consumir productos que NO necesiten de etiquetas nutricionales y si las tienen, que tengan pocos ingredientes e ingredientes que puedas reconocer.

-

2) Basarse en los medios de comunicación, o en médicos, como fuente de información nutricional precisa.

Los medios de comunicación, están muy atados a los intereses de sus anunciantes: empresas de alimentos, telecomunicaciones y farmacéuticas. ¿Cómo ser objetivo, o decir la "verdad" y arriesgarse a perder esos ingresos?

Los médicos, con todas sus buenas intenciones, básicamente no reciben educación en nutrición durante la carrera ....En cuanto a las clínicas/hospitales, éstas son instituciones que muchas veces operan pensando en el corto plazo (lograr que el paciente pueda ir a casa o sentirse bien lo antes posible) y es difícil además lograr que enfoquen el problema desde la perspectiva del paciente y su estilo de vida. No se trata de ignorar los consejos de sus proveedores de salud, pero hay que estar muy alertas, y si algo no resuena, buscar una o más opiniones. ¿Quién será el principal interesado en tu salud? ¿Tu médico? ¿Tu clínica/hospital? ¿o tú mismo/a?

// CONSEJO: Acostúmbrate a cuestionar la

idoneidad de la información nutricional que lees

o escuchas. Y estar muy atento si te parece que el

consejo que recibes favorece los intereses de

alguna empresa.

-

3) Pensar que comer comida chatarra con moderación es aceptable.

¿Cómo definimos "moderación"? ¿Una vez al día..., una vez por semana..., una vez al mes? Evidentemente nuestro estado de salud estará principalmente definido por lo que hacemos de manera consistente, y no lo que hacemos "de vez en cuando". Sin embargo, tendemos a ser auto-complacientes ("hoy es domingo, entonces..."). Pero, dice la autora, hay algunos casos en los que NO hay que ceder: GRASAS TRANS (se quedan en el cuerpo haciendo daño por 2 AÑOS!), glutamato monosódico (Aji-no-moto), el cual puede causar daño neurológico, y los azúcares en general (inflamatorios). Algunos efectos son reversibles y otros no. El efecto acumulativo a lo largo de los años es lo que determinará nuestra salud en el largo plazo. Te lo prometo: ¡tu calidad de vida no sufrirá por la falta de papas fritas, dulces, postres o donuts!

// CONSEJO: Si de verdad te importa tu salud,

harás pocas concesiones a la comida chatarra.

Al final, todo depende de las prioridades que

TÚ tengas.

-

4) Creer que comer saludable implica dejar de disfrutar la comida, el buen sabor, las grasas, colesterol dietario o alimentos de origen animal.

El humano como tal se gestó en base a una dieta rica en alimentos animales y grasas naturales, junto a una variedad de material vegetal fibroso. El vegetarianismo y el veganismo son ideas modernas basadas más en principios idelógicos que en principios de fisiología humana o de evidencia antropológica.

Los alimentos de origen animal serán saludables dependiendo de dónde provengan; nadie deberá comer carnes con hormonas, antibióticos, o de animales maltratados. La alternativa no es volverse vegetariano/vegano...es encontrar fuentes de alimentos de origen animal que sean saludables, alimentadas naturalmente y criados éticamente. Los alimentos de origen vegetal son buenísimos también, y son fuente de antioxidantes y fitonutrientes, los cuales necesitamos cada vez más. Pero se necesita algo más que alimento vegetal para estar realmente saludable.

// CONSEJO: Es esencial comer "rico"! Y es

muy fácil que sea "rico" y saludable. Evita

productos alimenticios altamente procesados y refinados, y escoge las mejores fuentes de

proteína, grasas sanas, verduras...

-

5) Seguir los lineamientos propuestos por el gobierno o la "Pirámide Nutricional" para una alimentación saludable.

Sólo basta ir a alguna Reserva de Indios Americanos (Native American Reservation) y mirar a los habitantes. El gobierno de EE.UU. brinda la mayor parte de la comida a estas Reservas, basándose en los lineamientos de la Pirámide Nutricional. Y ¿qué se observa? Altísimas tasas de obesidad, diabetes, enfermedad coronaria, alcoholismo y todo el resto de enfermedades degenerativas que uno pueda imaginar. Por ejemplo, y por más sorprendente que parezca, en opinión del Gobierno Americano, dentro del marco de sus lineamiento de alimentación en las escuelas, el ketchup es considerado una verdura... sin palabras...

// CONSEJO: Limita o evita alimentos altos en azúcares y harinas, y productos procesados, por sus efectos altamente inflamatorios. Así, reducirás tu riesgo de condiciones como obesidad, diabetes, infartos, presión alta, artritis, cáncer...

-

Estos fueron los primeros cinco errores, y en el siguiente post, les presentaré los siguientes. Cuéntenme: ¿les suenan familiares estos errores? ¿son útiles los consejos?

Para pensarlo...

371 visualizaciones
Destacados
Archivo