Comidita para el cerebro: 12 buenas opciones

Si con mucho esfuerzo te compras el carro que querías, ¿le pondrías una gasolina de inferior calidad solo porque cuesta menos? ¿te ahorrarías los mantenimientos? ¿irías rápido por una calle llena de huecos? Probablemente no...Sin embargo, a veces uno tiende a cuidar mejor a su carro, o a sus mascotas (¡!) que a su propio cuerpo. No caigas en la trampa de pensar que 'después' o 'más adelante' podrás revertir los daños que le causas ahora. Es en el día a día en que uno va forjando la salud.

Sabes que el cerebro es importante, que cumple muchas funciones esenciales, que forma parte del centro de control de todo el cuerpo (y del pensamiento, y de la memoria, y de las emociones, y del lenguaje...¡wow!) pero ... te das cuenta de que es también un 'órgano' físico? ¿O es simplemente 'algo' que está en la parte superior de tu cuerpo, sin relación con todo lo que sucede en el resto? Si te pones a pensar, obviamente no, pero a veces te distraes y no le das importancia a su nutrición, como que 'ese' órgano fuera una entidad aparte, desconectada de tu cuerpo biológico! Si quieres que tu cerebro funcione óptimamente, y que se mantenga funcionando como debe de ser por largos años, pues será necesario proveerle los recursos que requiere para hacerlo. De otro modo, ¡no hay forma! No hay magia posible. ¿Crees que será posible potenciar el funcionamiento de tu cerebro con gaseosas, exceso de productos procesados, harinas, chatarra, grasas trans, alcohol, durmiendo poco, sin ejercicio, fumando y con bastante estrés? OBVIAMENTE NO.

Aquí te presento un listado de doce 'súper-alimentos' para el cerebro, basándome en artículos de un neurólogo funcional (Dr. David Perlmutter, autor de Grain Brain) y de un experto en medicina natural, quiropráctico y nutricionista clínico (Dr. Josh Axe). Llenos de antoxidantes, grasas buenas, vitaminas y minerales, proveen energía y protegen al cerebro de enfermedades neuro-degenerativas:

1) Palta: un súper alimento, abundante en grasas buenas (monoinsaturadas). Da saciedad y mantiene los azúcares controlados (contiene fibra). Provee magnesio y potasio. Es una buena fuente de vitamina K y folato, previene la formación de coágulos en el cerebro, y mejora la función cognitiva, sobre todo la memoria y concentración. También aporta vitamina C, E, B6 y otras vitaminas del complejo B, betacarotenos y ácidos grasos omega 3.

2) Aceite de oliva extra virgen: otra grasa buena, rica en polifenoles, antioxidantes que protegen el cerebro. Ayuda a mejorar el aprendizaje y la memoria, y a revertir cambios cognitivos asociados con la edad.

3) Aceite de coco: potencia la habilidad de las neuronas para usar energía y reduce la formación de radicales libres (es un antiinflamatorio natural). Ayuda a conservar la memoria.

4) Salmón (si es posible, salvaje): importantísima fuente natural de omega 3, mantiene la salud de las células cerebrales y estimula el crecimiento de células en el centro de la memoria.

5) Arándanos: súper altos en antioxidantes (fíjate en su color azul muy oscuro: antocianinas), y son también una excelente fuente de vitamina C, vitamina K y fibra. Proveen ácido gálico, el cual protege al cerebro de degeneración y estrés. También contribuyen a disminuir la inflamación.

6) Brócoli: alto en sulfurafanos (ver mi post sobre las verduras 'Crucíferas'), esencial para la detoxificación, reducción de inflamación y control de radicales libres. También provee vitamina K y colina, los que potencian tu memoria. Por último, es una fuente de vitamina C.

7) Yemas de huevo: ricas en colina, la cual sirve para formar acetilcolina, un neurotransmisor fundamental del cuerpo. Importante en embarazadas para la formación del cerebro en el feto. También contienen colesterol (¡antes era mala palabra!), un componente importante de las membranas de las células cerebrales, y además, un antioxidante que protege al cerebro (ojo que de agente dañino el colesterol ha pasado a ser considerado un agente protector. Así va avanzando la ciencia).

8) Vegetales de hoja verde (arúgula, espinaca, diente de león, kale, etc): aportan cantidades importantes de vitamina A, C y K, que ayudan a disminuir la inflamación y proteger al cerebro. También son una buena fuente de folato, magnesio, potasio y hierro.

9) Nueces: ricos en múltiples nutrientes que potencian las funciones cerebrales, tales como vitamina E, grasas omega 3, cobre y manganeso. Además, fibra para alimentar a las bacterias favorables del intestino.

10) Palillo (cúrcuma): un súper anti-inflamatorio natural reportado en textos desde hace 3000 años. Favorece un mejor funcionamiento de todo el sistema inmune. Mejora la toma de oxígeno por el cerebro, facilitando el procesamiento de la información y la sensación de estar alerta.

11) Romero: uno de sus ingredientes (el ácido carnósico) protege al cerebro de la neurodegeneración, Alzheimer, isquemias y envejecimiento normal, actuando principalmente contra los radicales libres.

12) Chocolate amargo: ojo que dice 'amargo', lo cual quiere decir por encima de 70% de cacao. Lleno de flavonoides, tiene propiedades antiinflamatorias y antioxidantes. También mejora el flujo sanguíneo hacia el corazón y cerebro.

Fíjate que esta lista no contiene alimentos exóticos ni difíciles de conseguir. Lo único que hace falta es que sepas cuáles son, y los incluyas rutinariamente en tu alimentación como parte del protocolo para proteger y potenciar las habilidades de tu cerebro.

A la parte estrictamente alimenticia es muy importante añadir varios aspectos del estilo de vida que son esenciales para mantener nuestros cerebros al 100%: actividad física (...lo que no se usa, se pierde...Estar horas frente a la TV o chateando en el celular obviamente no cuentan), sueño de calidad (7-9 horas, sin uso de fármacos--> mientras dormimos, el cerebro 'limpia' la basura que en él se acumula durante el día; si duermes poco, la basura se queda...) y manejo del estrés crónico (no solo daña a nuestro cerebro, sino, además, a todo nuestro cuerpo).

Antes se pensaba que uno nacía con una cantidad determinada de neuronas, y que si algunas se dañaban, pues se perdían. Hoy en día se sabe que esto no es así, y que existe la posibilidad de regenerarlas, hasta cierto punto (neuroplasticidad). Ahora, no te engañes: si mantienes sostenidamente, a lo largo de los años, un estilo de vida desordenado, y luego hacia la segunda mitad de tu vida pretendes 'regenerar' tus neuronas perdidas...eso no va a suceder. Es neuroplasticidad, no magia. O sea que a mantener y potenciar tu cerebro DÍA A DÍA. Es el único que tienes, y no se puede comprar uno de reemplazo cuando se te malogre el tuyo.

Para pensarlo...

Fuentes:

https://draxe.com/15-brain-foods-to-boost-focus-and-memory/

https://www.mindbodygreen.com/0-21756/20-foods-to-naturally-increase-your-brain-power.html

167 visualizaciones
Destacados
Archivo