#Desmitificando: Colon irritable, ¿real o imaginario?

A mucha gente le dan este diagnóstico, sobre todo a mujeres de mediana edad. Y así llegan a mi consulta, a menudo después de un largo camino, con una inversión alta en tiempo y recursos, habiendo ensayado tratamientos variados. Por lo general , con los síntomas aún presentes y activos. ¿Estará todo en la cabeza?

Ilustración para Columbus Regional Health

¿De qué se trata esta condición? En realidad es considerada un 'síndrome': un conjunto de síntomas que se presentan juntos y son característicos de una enfermedad o cuadro patológico. El colon irritable, un trastorno digestivo que afecta el intestino grueso, involucra síntomas recurrentes: dolor abdominal, embalonamiento, cólicos, gases, y diarrea o estreñimiento (o alternancia entre ambos). La sintomatología varía de persona a persona (presentándose al menos 3 días al mes durante por lo menos 3 á 6 meses), y puede aparecer y desaparecer en función del estrés. No hay una prueba o un análisis para diagnosticarlo, por lo cual es importante llevar un recuento de los síntomas a lo largo del tiempo. Esta condición tiene un impacto importante sobre la calidad de vida, y muchas veces se ve acompañada de síntomas de ansiedad y depresión. Es más, durante mucho tiempo se le ha considerado simplemente una condición 'psicosomática'. Este síndrome

es diferente de otras condiciones digestivas porque no se detectan problemas estructurales en los intestinos, lo cual hace el diagnóstico más difícil. Generalmente involucra un proceso de eliminación y observación de síntomas, lo cual puede causar frustración en los afectados.

Síntomas más comunes

  • Cambios en la evacuación intestinal, incluyendo diarrea y estreñimiento. Algunas personas tienden más hacia la diarrea (varios episodios al día), otros más al estreñimiento (menos de 3 veces por semana), y algunos alternan entre episodios de diarrea y estreñimiento. También se incluye la sensación de evacuaciones incompletas.

  • Cambios frecuentes en la apariencia de las heces, incluyendo color y textura

  • Distensión abdominal

  • Gases

  • Dolor abdominal

Los síntomas tienden a desaparecer cuando la persona va al baño de manera regular por varios días seguidos.

Principales causas

Las causas exactas de esta condición son complejas, ya que la digestión puede verse afectada por muchos factores. Investigadores piensan que la causa subyacente sería un funcionamiento anormal de los nervios, enzimas y músculos en el tracto digestivo. Éstos ayudan a manejar la absorción de nutrientes luego de comer, los niveles de fluidos, gas y la liberación de las evacuaciones. Un factor muy importante que impacta en el funcionamiento del aparato digestivo (¡como muchos de ustedes habrán podido comprobar... !), es el nivel de estrés, ya que el tracto digestivo está conectado con el cerebro. Ambos se comunican constantemente a través del nervio vago. O sea que eso de sentir 'mariposas en el estómago' no es solo imaginación. La digestión y el estrés están directamente relacionados, ya que, por ejemplo, el tracto digestivo produce neurotransmisores (como la serotonina) que impactan en nuestro estado de ánimo (¿quizás pensabas que la serotonina sólo se producía en el cerebro? Nooo, la mayor parte, de lejos, se produce ¡en el intestino!). Estas son las causas más comunes del colon irritable:

  • Alimentación inadecuada: uso frecuente de alimentos altamente industrializados (llenos de aditivos químicos), azúcares (incluyendo líquidos), carbohidratos procesados, grasas tóxicas (trans y parcialmente hidrogenadas), los cuales activan las alertas del sistema inmune y llevan a inflamación. Una mala alimentación daña el recubrimiento interior del intestino y puede llevar al síndrome de intestino hiperpermeable (en sencillo: que 'deja pasar' más de lo debido al torrente sanguíneo, desencadenándose una reacción inflamatoria cuando el sistema inmune 'no reconoce' ciertas sustancias como 'amigables').

  • Sensibilidad a ciertos alimentos: cuando ingresan al cuerpo, el sistema inmune los reconoce como 'enemigos' y produce anticuerpos. Exposiciones repetidas a estos alimentos pueden inflamar el recubrimiento intestinal causando hiperpermeabilidad y problemas digestivos. Esto produce inflamación y lleva a la sintomatología de colon irritable. Algunos alimentos potencialmente problemáticos: gluten, lácteos, maíz, soya, mariscos, maní, huevos.

  • Desbalances en la flora intestinal: es decir, una microbiota que presenta un desequilibrio entre bacterias favorables y desfavorables. Idealmente debería ser 85/15. En los casos de colon irritable, el ratio se encuentra invertido, registrándose más bacterias desfavorables que favorables. Esto afecta el funcionamiento del intestino y, por lo tanto, la salud en general.

  • Infecciones intestinales: a causa de bacterias, viruses, parásitos y levaduras. Cuando el intestino está saludable, normalmente puede hacer frente de manera exitosa a estos invasores y no se generan infecciones. Pero cuando no lo está, resultan infecciones que dañan aún más el intestino, causando inflamación y detonando o exacerbando los síntomas de colon irritable. Algunos comunes: Blastocystis hominis, Dientamoeba fragilis, y Giardia Lamblia. También se asocia al colon irritable la condición conocida como 'sobrecrecimiento bacteriano en el intestino delgado'.

  • Estrés crónico: alrededor del 40% de los pacientes con colon irritable presentan ansiedad. El estrés físico y el psicológico afectan el recubrimiento del intestino así como las interacciones del eje cerebro-intestino. Activan varias rutas inflamatorias. También disminuyen el flujo sanguíneo a la mucosa intestinal, comprometiendo la integridad de la barrera (cuyo propósito es evitar que sustancias 'enemigas' ingresen al torrente sanguíneo). El estrés también activa la respuesta 'luchar o huir' en el sistema nervioso central, lo cual puede enlentecer o detener el proceso digestivo (ya que el cuerpo 'siente' que es urgente destinar su energía a hacer frente a la 'amenaza', y no a la digestión). Asimismo, altera la flora e incrementa la permeabilidad intestinal. Todo lo anterior obviamente empeora los síntomas de colon irritable.

¿Qué puedo hacer?

Pienso que el manejo debe ser altamente personalizado. No existe 'EL' protocolo para colon irritable, aplicable de manera general. Dicho esto, tampoco creo que la mejor alternativa sea solamente un manejo de síntomas vía medicamentos. Maquillando los síntomas no se llega a la razón de fondo, uno se vuelve potencialmente un usuario permanente de drogas, y éstas generalmente tienen efectos colaterales. No la considero una solución de largo plazo.

Como recomendación general, sugiero que revises la lista de 'causas' que mencioné hace un momento, veas cuántas de ellas se podrían aplicar a tu caso, y qué acciones proactivas podrías implementar. Por ejemplo:

  • 'limpia' tu alimentación de sustancias tóxicas que solo llevan a inflamación y enfermedad

  • come alimentos naturales, no procesados

  • descarta infecciones intestinales (y, si las hubiera, asesórate para tomar las acciones correspondientes)

  • duerme mejor (en horas y en calidad de sueño, mínimo 7-8 horas)

  • maneja el estrés (esto es fundamental, no implica asumir la posición de flor de loto..., pero sí involucra cambios importantes en tu estilo de vida. No lo subestimes...)

  • evita alergenos comunes y alimentos inflamatorios

  • ten una rutina de actividad física (estar sentado 12 horas al día no ayuda)

Adicionalmente existen protocolos nutricionales que pueden ser útiles: la dieta del carbohidrato específico (SCD, por sus siglas en inglés), y la dieta FODMAP.

Acuérdate de que tu estilo de vida lo manejas TÚ. Un medicamento por sí solo nunca va a poder tener los mismos resultados que uno (o varios) cambios en tu estilo de vida. Tienes que ir a la raíz del problema. O sea que si estás decidida/o a dejar atrás los incómodos síntomas de colon irritable, investiga cuáles podrían ser los detonantes en TU caso, y ponte a trabajar para eliminarlos, uno por uno. ¡Sí se puede!

Fuentes:
https://drjockers.com/irritable-bowel-syndrome-8-strategies-to-heal-your-gut/

https://draxe.com/health/ibs-symptoms/

https://chriskresser.com/5-causes-of-ibs-your-doctor-may-not-be-looking-for/

https://www.nytimes.com/2008/09/02/health/02brod.html (Let the Mind Help Tame an Irritable Bowel, Jane Brody)

351 visualizaciones
Destacados
Archivo