10 maneras de comer mejor

​¿No sabes qué comer para estar saludable? La industria de alimentos procesados contamina nuestras decisiones con ingeniosas técnica de márketing: más barato, más práctico, más sabroso, no se malogra … inclusive pretende ser nutritivo. Hay que filtrar todo este ruido y confiar más en nuestro sentido común, dejando que nos guíe por encima de las muchas campañas publicitarias y las declaraciones sobre propiedades nutritivas y saludables.

No hay que ser experto para poder hacerlo, el truco es mantenerlo simple. Una de las mejores guías que he encontrado para esto es el libro FOOD RULES: An Eater's Manual de Michael Pollan, en el cual resume en 7 palabras todo lo que ha aprendido sobre los alimentos: Come alimentos. No mucho. Sobre todo plantas.

Fátima Aramburú Nutricionista Mercado Saludable Michael Pollan

Pollan es un autor y periodista norteamericano altamente crítico de las políticas alimentarias de EE.UU. y en particular de lo que él llama la “dieta occidental”. Según él – y varios otros estudiosos - la epidemia de obesidad, diabetes y enfermedad cardiovascular de nuestros días está íntimamente relacionada con la forma en que nos alimentamos.

Para ayudar a las personas a poder elegir mejor, Pollan detalló 64 reglas, las cuales destacan por su simpleza y sensatez. Acá les dejo las que en mi opinión son más relevantes:

  1. No comer nada que tu bisabuela no pudiera reconocer como alimento. A esto se refiere con “eat food”, es decir, come alimentos reales y naturales y no productos alimenticios hiper-procesados o “sustancias comestibles”.

  2. No comas nada con más de 5 ingredientes, o ingredientes que no puedas pronunciar. Hoy en día, muchos productos que tenemos a la mano contienen una serie de aditivos químicos impronunciables (y el cuerpo tampoco los entenderá ni los podrá procesar).

  3. Si no se malogra, no lo comas. Hay excepciones, pero como regla, aquellos productos que duran “mucho” no son realmente alimentos, no están “vivos”. Estarán llenos de preservantes artificiales. Los productos durarán más, pero tu vida durará menos.

  4. Come diferentes colores: la variedad en los colores refleja los antioxidantes que contienen los alimentos. Es una manera simple de incorporarlos al cuerpo.

  5. Come en una mesa. Un escritorio no es una mesa. Si comes mientras estás trabajando, o viendo TV, o manejando, comerás sin pensar en lo que estás haciendo y comerás más y muy rápido.

  6. Evita productos alimenticios que hagan afirmaciones sobre salud. Los alimentos naturales no los requieren. Alguna vez has visto una etiqueta en una zanahoria, por ejemplo, que diga..."rica en beta-carotenos, o en fibra"? Pero todo lo embolsado o en caja dice algo relacionado con la salud para inducirte a que lo compres.

  7. Cada vez que puedas, evita comprar en supermercados o auto-servicios. Prefiere mercados tradicionales, o del productor mismo. Obtendrás mejor calidad. Y si compras en el supermercado, compra FUERA de las filas del medio, donde está todo lo procesado.

  8. Paga más y come menos. Comer alimentos de buena calidad puede ser más caro, pero en el fondo no es un gasto superfluo, es una inversión en salud.

  9. Toma desayuno, almuerza, cena. No andar picando todo el día, sin orden ni conciencia. El riesgo de que consumas lo que no te conviene será muy alto.

  10. Come por hambre, no por aburrimiento. Si no tienes hambre como para comer una manzana entera, no tienes suficiente hambre. Y, además, puede ser realmente sed y no hambre.


Para los interesados, hay muchas conferencias/entrevistas de/a Michael Pollan en YouTube, pero en este link Food Rules se resumen sus ideas principales. Aquí habla sobre la comida actual.


¡A trabajar por tu salud!

362 visualizaciones
Destacados
Archivo