#Receta: Col caramelizada


Aquí una propuesta que sale de lo ordinario, de una verdura que no recibe mucha atención. La col es muy baja en calorías, pero súper rica en nutrientes: vitaminas (sobre todo C y K), fibra (ayuda a tu flora y al movimiento intestinal) y antioxidantes (que te protegen de radicales libres). ¡Dale una oportunidad! Especialmente ahora con el frío...



Imagen de Emma Fishman, Estilismo por Yekaterina Boytsova


INGREDIENTES (4)

  • 1/4 taza pasta de tomate concentrada

  • 3 dientes de ajo, finamente picados

  • 1½ cucharadita de semillas de culantro molidas

  • 1½ cucharaditas de comino molido

  • 1 cucharadita de pimienta roja picada

  • 1 cabeza mediana de col o col crespa (aproximadamente 900 g)

  • ½ taza de aceite de oliva extra virgen, en dosis divididas

  • 3 cucharadas de hierbas aromáticas picadas grueso (ver imagen): hinojo, perejil y/o culantro

  • Sal de Maras

  • Yogurt griego o crema agria (sour cream) para servir


PREPARA

  • Precalentar horno a 350ºF. Mezclar la pasta de tomate, ajo, semillas de culantro molidas, comino y pimienta roja picada en un bol pequeño.

  • Cortar la col en mitad (la col es una crucífera, ver aquí). Cortar cada sección en 4 o más cuñas.

  • Calentar 1/4 de taza de aceite en una sartén de fierro fundido a fuego medio-alto. Ir añadiendo los pedazos de col a la sartén, la parte cortada hacia abajo, y sazonar con sal. Se puede trabajar en lotes.

  • Cocinar, dando vuelta ocasionalmente, hasta que esté, ligeramente doradas, unos 4 minutos por lado. Transferir a una fuente.

  • Añadir el resto de aceite (1/4 taza) a la sartén. Incorporar la mezcla de pasta de tomate y cocinar a fuego medio, moviendo con frecuencia, hasta que la pasta de tomate empiece a 'separarse' y a oscurecerse un poco, unos 2-3 minutos. Echar agua suficiente para que llegue hasta la mitad de los lados de la sartén (aprox 1½ tazas), sazonar con sal, y hacer hervir lentamente. Quedará aún más sabroso si usas caldo casero hecho con huesos, en lugar de agua.

  • Acomodar las cuñas de col en la sartén o refractario (se deben haber encogido mientras se doraban), e inclusive se pueden superponer un poquito.

  • Llevar la sartén/refractario al horno y hornear, sin cubrir. A la mitad del tiempo, dar vuelta a los trozos, y hornear hasta que estén muy tiernos, el líquido se haya casi evaporado y la col se haya caramelizado en sus bordes, aproximadamente 40-50 minutos. Si la salsa se hubiera reducido más de la cuenta, o se empiece a poner oscura antes de que la col esté lista, añadir un poquito de agua (o caldo) para soltar y continuar.

  • Adornar con hinojo/culantro/perejil picado sobre la col para servir. Acompañar de yogurt griego sin azúcar o crema agria (sour cream) al lado.


Opciones para acompañar: dependerá de qué tan ligero lo quieras. Lo puedes usar como guarnición de alguna proteína (p. ej. lomito de cerdo), comerlo solo, como una opción vegetariana (acompañado del yogurt o crema agria), o, si no te estás cuidando, podrías usar puré de papa o arroz.


Fuente: https://www.bonappetit.com/

Tags:

682 visualizaciones
Destacados
Archivo