¿Porqué se inflama el intestino?


Ya he comentado antes en este blog acerca de la importancia de la microbiota intestinal en, esencialmente, cada aspecto de tu salud. Por eso, cuando el intestino se inflama, se afectan muchas funciones, no solo en el sistema gastrointestinal, sino en el cuerpo en general. En el mundo moderno, hay muchos factores, tanto alimenticios como de estilo de vida, que pueden causar esto. Vamos a ver.



Imagen de https://motherhoodcommunity.com/



La ciencia se está 'poniendo al día' en cuanto al rol de la microbiota, no solamente con respecto a la digestión, sino en la regulación del sistema inmune, en la protección contra la enfermedad y en la producción de ciertas vitaminas. Antes, la idea era: 'a los microbios hay que matarlos', sin discriminar. Cuan equivocado estuvo eso... Hay daños colaterales de exterminar al enemigo; muchas veces se termina matando al amigo también. El sobreuso de antibióticos puede estar involucrado en los incrementos en alergias y condiciones autoinmunes de los últimos 50 años.


Aquí un recuento de potenciales agresores para tu salud intestinal:


1. GLUTEN (tanto para celiacos como para personas sensibles al gluten)

El gluten evidentemente causa inflamación en celíacos, ya que padecen una condición autoinmune en la cual se altera la estructura de las células intestinales, causando una serie de molestias gastrointestinales así como síntomas extra-gastrointestinales (anemia, osteoporosis, temas dérmicos, entre muchos otros). En un post pasado comentaba que también es posible ser sensible al gluten sin ser celíaco, observándose de igual forma una serie de síntomas tanto intestinales como extra-gastrointestinales. La integridad de la barrera epitelial intestinal se mantiene mediante las 'uniones estrechas' (tight junctions, en inglés). Son una especie de 'garitas' que dejan pasar al torrente sanguíneo lo que corresponde dejar pasar, e impiden el paso de lo que no corresponde. El gluten puede alterar/abrir estas 'garitas' más de la cuenta ('hiperpermeabilidad intestinal' o leaky gut en inglés), y dejar pasar a la circulación sustancias que no corresponden, lo cual es luego detectado como 'anormal o enemigo' por el sistema inmune, generándose un 'ataque' y una reacción inflamatoria. Solo algunas personas tienen la capacidad de procesar el gluten sin ningún efecto negativo.



2. ACEITES INDUSTRIALES A BASE DE SEMILLAS

Los aceites industriales a base de semillas se empezaron a introducir en la dieta humana hace menos de 200 años. Son los aceites altamente procesados a base de soya, maíz, colza (canola), pepita de algodón, cártamo y girasol. Luego de que las semillas son procesadas, se calientan a temperaturas extremadamente altas que terminan oxidando los ácidos grasos presentes en las semillas. Al cocinar con estos aceites altamente procesados se generan compuestos oxidados e inflamatorios adicionales, los cuales terminan generando inflamación en el intestino. También potencian el crecimiento de patógenos intestinales.



3. CONSUMO DE CARBOHIDRATOS 'A-CELULARES'

Son alimentos que contienen carbohidratos que carecen de paredes celulares: tales como azúcar y harinas altamente procesadas, y, por lo tanto, tienen una gran densidad de carbohidratos. Este tipo de alimentos causan inflamación de la microbiota intestinal. Los carbohidratos 'celulares', en contraposición, son alimentos que contienen carbohidratos con células intactas, tales como un camote o fruta entera. Estos alimentos promueven la salud intestinal, incentivando el crecimiento de bacterias anti-inflamatorias.



4. ADITIVOS ALIMENTICIOS

Los productos alimenticios ultraprocesados constituyen una parte importante de la dieta de muchas personas, y están repletos de aditivos químicos. Aquí unos pocos ejemplos (lee las etiquetas):

  • Maltodextrina: es un carbohidrato sintético usado como espesante y preservante en alimentos procesados, el cual potencia la capacidad de las bacterias desfavorables de adherirse a las células intestinales, y promueve la formación del biofilm (detrás o dentro del cual se 'esconden' las bacterias desfavorables)

  • Sucralosa (Splenda, Sugafor y otros): estimula el crecimiento de bacterias intestinales inflamatorias

  • Carragenina: usado como espezante y emulsificante, exacerba la enfermedad inflamatoria intestinal

  • Carboximetilcelulosa y polisorbato-80: emulsificantes muy utilizados, incrementan la permeabilidad intestinal

  • Dióxido de titanio: agente blanqueador y abrillantador, causa una respuesta inflamatoria en el intestino



5. INFECCIONES INTESTINALES

Cualquier tipo de infección intestinal, sea por bacterias, virus, hongos y/o parásitos, altera la composición de la microbiota intestinal, creando un ambiente pro-inflamatorio. Por ejemplo, la presencia de una infección por Helicobacter pylori promueve el crecimiento de Prevotella, una bacteria pro-inflamatoria. Una intoxicación aguda por alimentos también puede crear inflamación intestinal y detonar un cuadro de colon irritable al estimular la producción intestinal de auto-anticuerpos inflamatorios.



6. ESTRÉS

Aunque no lo creas, el intestino es muy sensible al estrés crónico. Incrementa la permeabilidad intestinal ('leaky gut') y permite que pasen al torrente sanguíneo sub-productos bacterianos tales como LPS (lipopolisacárido), el cual genera respuestas inflamatorias, tanto a nivel local, como a nivel sistémico (es decir, en el resto del cuerpo). El estrés también afecta la barrera mucosa protectora del intestino, y permite que las bacterias se adhieran y puedan penetrar las células intestinales con mayor facilidad, lo cual, evidentemente, genera más inflamación.



7. ESTILO DE VIDA SEDENTARIO (Y EXCESO DE EJERCICIO)

Un nivel de ejercicio adecuado potencia las bacterias intestinales favorables, incluyendo aquellas que producen los ácidos grasos de cadena corta, contribuyendo a un efecto anti-inflamatorio en el intestino. La falta de actividad física, por el contrario, contribuye a la presencia de más moléculas inflamatorias.

El exceso de ejercicio, por otro lado, puede incrementar la permeabilidad intestinal y perjudicar la microbiota. Es importante tomar esto en consideración especialmente si tienes una enfermedad inflamatoria crónica o estás en un estado de estrés significativo. Ojo: no desestimes esto. Más NO ES necesariamente mejor.


8. ALTERACIÓN EN EL RITMO CIRCADIANO Y FALTA DE SUEÑO

Ritmo circadiano: un conjunto de procesos bioquímicos internos que ocurren en un ciclo aproximado de 24 horas y regulan muchos aspectos de la fisiología humana, incluyendo la salud digestiva y la inflamación. Cuando este ciclo se 'desordena' se afecta la salud digestiva. Por ejemplo: se incrementa la proporción de bacterias pro-iinflamatorias (vs las anti-inflamatorias), se incrementa la permeabilidad intestinal y el transporte de LPS hacia la circulación sanguínea. ¿Qué desordena el ritmo circadiano? el exceso de exposición a la 'luz azul' después de que anochece, los patrones de sueño desordenados, la falta de horas de sueño. Para minimizar la inflamación intestinal es muy importante respetar el ritmo circadiano y las horas de sueño, para que el cuerpo pueda repararse adecuadamente. Así estamos 'cableados', te guste o no, y si lo ignoras, eventualmente llegará la factura.



9. ANTIBIÓTICOS

Los antibióticos son muchas veces necesarios y salvan vidas, pero al mismo tiempo tienden a ser usados sin mayor criterio (además, localmente se venden frecuentemente sin receta, y se usan a veces cuando no son requeridos, o sin ser indicados por un médico). Dan una sensación de falsa seguridad, pero al mismo tiempo este uso excesivo compromete la salud intestinal, ya que puede afectar la microbiota y generar inflamación, ya que así como matan bacterias malas, también matan a las buenas... Por otro lado, muchas veces se usan equivocadamente para procesos virales, y en ese caso, no sirven (porque no están diseñados para matar virus), pero igual dañan la microbiota. Y los efectos no son solo a corto plazo. Inclusive, hay bacterias que, al ser expuestas constantemente a antibióticos, se convierten en versiones más contagiosas de sí mismas, volviéndose 'resistentes' (mutan a versiones que responden menos a tratamientos). Esto es un peligro para todos.



10. OTROS MEDICAMENTOS

No son antibióticos, pero también pueden afectar la salud intestinal y causar inflamación:

Inhibidores de la bomba de protones (usados para tratar el reflujo y la gastritis, disminuyendo la producción de ácido). Pero ojo, la presencia de ácido en el estómago humano no es por gusto (el sistema gastro es una 'interface' importante con el mundo exterior.) Sirve, entre otras cosas, para limitar el ingreso de bacterias al tracto gastrointestinal (las trata de neutralizar antes de que hagan daño). Pero si el nivel de ácido es artificialmente bajo, el consumo de este tipo de fármacos puede permitir el paso de más bacterias al tracto gastrointestinal y que proliferen en el intestino delgado, pudiendo causar sobrecrecimiento bacteriano e inflamación. También reducen las bacterias que producen ácidos grasos de cadena corta, los cuales son anti-inflamatorios.

Inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina (ISRS), usados para el tratamiento de depresión, pueden causar estreñimiento, cambios en el apetito, e inclusive alterar el equilibrio bacteriano intestinal.

Anticonceptivos orales: también pueden inflamar el intestino, e inclusive se tienden a desaconsejar en mujeres con enfermedad de Crohn.

Ojo: NO interrumpir ningún tratamiento sin antes consultar con tu médico.



11. TOXINAS MEDIO-AMBIENTALES

Lamentablemente estás expuesto a miles de productos químicos, y muchos de ellos causan inflamación intestinal. Pueden revisar este post. Aquí algunos:

  • Bisfenol A (BPA): presente en botellas plásticas, contenedores plásticos de alimentos, juguetes para niños, inclusive en recibos de máquinas registradoras. Promueven la inflamación intestinal, rompen el equilibrio de la microbiota, y pueden causar hiperpermeabilidad intestinal. Otros 'plastificantes', presentes en productos que dicen no contener BPA, pueden ser iguales de dañinos.

  • Triclosan: agente antibacterial sintético en jabones y artículos de cuidado personal, también causa inflamación intestinal.

  • Glifosato: componente principal del herbicida 'Round Up', parece actuar como un antibiótico en el intestino, causando una disminución de la especie Lactobacillus y facilita el crecimiento de Escherichia coli, que puede ser resistente a los antibióticos.



Las consecuencias de la inflamación intestinal sobre la salud son variadas, y sus manifestación dependerán de tus particulares predisposiciones genéticas y 'eslabones débiles':

  • alergias

  • enfermedades autoinmunes (artritis reumatoide, esclerosis múltiple, ELA, tiroiditis de Hashimoto, lupus, etc)

  • artritis

  • enfermedad cardiovascular

  • enfermedad inflamatoria del intestino (colitis ulcerativa, enfermedad de Crohn) y colon irritable

  • diverticulitis

  • depresión y ansiedad

  • enfermedades neurodegenerativas (Parkinson, Alzheimer)

  • desórdenes del espectro autista y síndrome de déficit de atención e hiperactividad

  • PANS (síndrome neuropsiquiátrico de inicio agudo pediátrico), PANDAS (enfermedad pediátrica neuropsiquiátrica autoinmune asociada a infecciones por estreptococo), tics y desórdenes compulsivos

  • osteoporosis

  • problemas dérmicos (acné, psoriasis, rosacea, eczema)

  • síndrome metabólico, diabetes tipo 2, sobrepeso y obesidad

  • hígado graso no alcohólico...


La lista parece extensa, ¿no? pero eso te da una idea de lo importante que es el sistema digestivo en tu salud. Todas las estrategias que contribuyan a disminuir la inflamación intestinal y a recuperar la salud de tu microbiota deben ser parte central de cualquier protocolo para prevenir o revertir cualquier enfermedad crónica. Lamentablemente, eso muchas veces se deja de lado. Aquí algunas estrategias para potenciar tu salud intestinal. Además, infórmate bien acerca de los efectos colaterales de los antibióticos y otros fármacos que consumes, y trata de minimizar tu exposición a sustancias tóxicas (ver aquí).


Fuente:

https://chriskresser.com/gut-inflammation-12-causes-and-12-effects/?fbclid=IwAR3mnLcwktYVwPss6gy5d72ByL-M03sLelx0cGLnEVamO1jwvBWxPsOAaZU

687 visualizaciones
Destacados
Archivo